Si estás buscando abogados por ruidos en Madrid centro, nos gustaría aprovechar esta entrada del blog para comentar algunos trastornos causados por la contaminación acústica: auditivos y no auditivos.

En cuanto a los trastornos auditivos, queremos decirte que son los que se vinculan con la contaminación por ruido, pues el oído es el órgano que recibe primero el impacto.

Entre dicho trastornos, nos gustaría mencionar el trauma acústico, producido por un ruido muy intenso que puede estar por encima de los 140 decibelios y suele ser de corta duración. Ejemplo: una explosión.

Entre los síntomas, podemos identificar la pérdida auditiva permanente en todas las frecuencias, desde las agudas hasta las graves.

Aparte de por un trauma acústico, la elevación del umbral auditivo puede producirse por la exposición permanente a ruidos de intensidad moderada o alta, superiores a 80 decibelios.

Como despacho con abogados por ruidos en Madrid centro, queremos hablar también de los trastornos no auditivos, ocasionados por el ruido generado por la contaminación acústica. Hay que destacar que no son fácilmente deducibles, pues dependen de la intensidad del ruido y del tiempo de exposición.

Queremos explicarte que estos trastornos pueden agruparse como efectos psicológicos, físicos y sociales de la contaminación acústica.

El ruido puede llegar a causar trastornos como falta de concentración, menor rendimiento laboral, estrés, insomnio, síntomas depresivos, problemas de memoria, irritabilidad, etc.

No dudes en ponerte en contacto cuando lo necesites con Osset Estudio Jurídico, profesionales de referencia dentro de nuestro sector. Quedamos a la espera de tu llamada.