Los especialistas juristas contra el ruido en Madrid Centro atienden cada año a centenares de personas afectadas por ruido excesivo, especialmente en viviendas y procedentes de vecinos molestos, carreteras o discotecas con las que no pueden llegar a convivir.

Una de las soluciones a las que recurren muchas personas es a la instalación de barreras o pantallas acústicas, que ayudan a reducir notablemente el ruido. No obstante, se recomienda siempre defender nuestros derechos, contando con juristas contra el ruido en Madrid Centro.

Estas pantallas acústicas son una barrera constructiva que se interpone en el camino de los ruidos, interceptándolo antes de que avancen hacia otras zonas, normalmente viviendas o centros sanitarios, donde se atenúa o incluso llega a desaparecer el ruido. Existen todo tipo de estas pantallas o barreras acústicas, incluso algunas de ellas de carácter natural, como los árboles. Pero no siempre las naturales nos sirven o son eficaces para garantizarnos una mayor tranquilidad y descanso.

La propagación del sonido en el aire se produce siempre gracias a las llamadas "ondas sonoras". Cuando llegan a una superficie sólida, llegan a transformarse con mayor o menor intensidad. Esta intensidad dependerá del obstáculo que exista en su camino, adoptando comportamientos diferentes. Para que estas pantallas funcionen correctamente, nos encontramos con factores ambientales, presencia de viales o calzadas en el alrededor o flujos de vehículos.

Una pantalla, por último, debe cumplir un aislamiento por transmisión o absorción. El primero de ellos solo depende de la masa en la que se haya construido la barrera. Así, se logra que las posibles pérdidas de transmisión se incrementen cuando más crezca la masa de una forma siempre proporcional. En cuanto a la absorción, depende siempre del material usado para enfrentarse a las ondas de sonido.

Desde Osset Estudio Jurídico te contamos las posibles soluciones ante el ruido. Recuerda que te defendemos en todo tipo de casos.