El descanso es fundamental para cualquier persona, pero no siempre es fácil disfrutarlo. Muchos clientes acuden a nosotros para interponer una denuncia por ruido en Madrid centro porque tienen numerosas molestias en casa. A veces puede ser por la gente que se reúne en un bar en la calle y otras por un vecino que ha decidido montar una fiesta sin avisar. Aunque también puede deberse a la acumulación de personas en una misma casa.

Lo que se conoce con el nombre de “casa patera” es una fuente de problemas para muchas comunidades de vecinos. No obstante, es un concepto que puede resultar complicado de definir. En realidad, se puede hablar de hacinamiento en un inmueble cuando el espacio que tiene cada persona para vivir no llega a 15 metros cuadrados. No obstante, la ley no considera que haya sobreocupación en un piso si conviven personas que tienen una relación familiar entre sí.

Normalmente, este tipo de pisos están alquilados por una o varias personas que, a su vez, se encargan de subarrendar algunas habitaciones a otras personas. A veces, el subarriendo es solo por unas horas al día, lo que permite un mínimo descanso. Esto supone un constante tránsito de personas por un edificio. Una solución legal puede estar basada en el artículo 7.2 de la Ley de Propiedad Horizontal que apunta la prohibición de realizar actividades dañosas para la finca o que contravengan las disposiciones generales sobre actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas. No obstante, te aconsejamos que pidas una cita en Osset Estudio Jurídico para que estudiemos el caso.

Recuerda que también estamos especializados en la tramitación de denuncia por ruido en Madrid centro. En muchos casos, este tipo de viviendas genera conflictos derivados de gritos, peleas, juegos de niños, carreras, etc.