Una de las situaciones más habituales a las que tenemos que hacer frente en estos meses de verano los juristas contra el ruido en Madrid centro son las situaciones de molestias vecinales por el ruido de los aparatos de aire acondicionado o bombas de calor que generan frío, provocadas por un mal mantenimiento, por la antigüedad de los aparatos o, incluso, por una deficiente instalación de aquellos que son relativamente nuevos.

Lo primero que queremos dejar claro en Osset Estudio Jurídico es que para poder interponer algún tipo de queja o denuncia por este tipo de situaciones, el ruido y las molestias deben sobrepasar los límites de las molestias inherentes a todas las relaciones de vecindad, dificultando el normal uso y disfrute de una cosa o derecho.

Pero a este primer criterio hay que añadir la normativa municipal correspondiente en cada localidad o, en ausencia de ordenanza municipal, la de la Comunidad Autónoma, teniendo en cuenta que hay que diferenciar entre situaciones que se dan en zonas residenciales de las zonas industriales, o si sucede en horario diurno o nocturno.

Aunque se tenga autorización de la comunidad de vecinos para instalar aire acondicionado, ese permiso nada tiene que ver con los ruidos que puedan ocasionar esos aparatos, de forma que los juristas contra el ruido en Madrid centro podemos acabar por forzar la desinstalación del aparato si algún vecino se siente perturbado por ruidos, que sean constantes y acreditados superiores a los niveles normales.