Detrás de una denuncia por ruido en Madrid centro acostumbramos a encontrarnos con casos de enorme sufrimiento por parte de los denunciantes. Frente a aquellas personas que, ingenuamente, piensan que el ruido solo provoca un malestar circunstancial, debes saber que afecta gravemente a la salud de quienes lo padecen de manera indeseada. A continuación, revisaremos algunos de los efectos directos que tiene sobre la salud.

Produce una pérdida del oído. Dependiendo del grado de exposición y de la frecuencia del sonido emitido, esta pérdida puede ser temporal o, en la peor de las situaciones, permanente.
El ruido tiene una repercusión directa sobre el sistema cardiovascular. Altera el ritmo cardíaco, lo que aumenta el riesgo coronario, esto es, provoca enfermedades del corazón e hipertensión.
Quizá los síntomas con más probabilidad de citarse en una denuncia por ruido en Madrid centro sean los vinculados al sistema nervioso. Dolores de cabeza, mareos, nerviosismo, insomnio… Son incontables los trastornos que provocan los ruidos producidos por bares, aires acondicionados, vecinos molestos, animales...

Lo peor de estas dolencias es la correlación que se establece entre ellas. Un problema de insomnio acabará derivando en un problema de fatiga, lo que producirá un mayor estrés en el desarrollo de tus actividades. Este estrés podrá conducir a tipo de dolencias, desde un aumento de la agresividad (lo que inducirá a una peor convivencia y productividad) hasta enfermedades del aparato digestivo. Te sorprendería el número de personas que problemas de úlceras o problemas gastroduodenales con relación a este tipo de situaciones.
   
Si tienes un problema de ruidos en tu inmueble, contacta con Osset Estudio Jurídico y estudiaremos tu caso.