¿Estás buscando abogados para ruidos en Madrid centro? Nosotros podemos ayudarte con la tramitación de denuncias si soportas a diario un número excesivo de decibelios producidos por una discoteca, un vecino con la música muy alta, etc.

¿Sabes cuándo el sonido empieza a ser perjudicial para la salud? En general, se puede decir que en torno a los 75 decibelios (dB) y resulta doloroso a partir de 120 dB. Piensa que tu oído necesitará más más de 16 horas de descanso para compensar 2 horas de exposición a 100 dB, un nivel propio de un concierto de rock o una discoteca.

En muchas ocasiones, no somos conscientes de los altos niveles de ruido que soportamos día tras día. Una conversación serena, sin alzar la voz, supone entre 10 y 30 dB, todo dentro de lo normal. Si escuchas el motor de un electrodoméstico o unas tuberías, estarás expuesto a entre 30 y 50 dB, una magnitud que sigue sin ser perjudicial.

Entre 55 y 75 dB, podemos encontrar el sonido del aspirador. Y por encima, hay que señalar la televisión a un volumen alto, una lavadora, un teléfono móvil, una calle con bastantes coches… En todos estos casos, no es raro que los niveles puedan llegar a alcanzar hasta los 100 dB.

Los abogados para ruidos en Madrid centro solemos intervenir en otro tipo de situaciones, especialmente cuando afectan al bienestar y a la salud de las víctimas. Por ejemplo, en casos donde se superen los 100 dB. Esto suele ser habitual en las discotecas, locales de copas, bares… También se está por encima de esas magnitudes en un festival de rock, cuando se utiliza una taladradora o cuando se toca el claxon de forma insistente.

Desde Osset Estudio Jurídico, te animamos a contactar con nosotros.